El amor y el futuro

El Amor y El Futuro

“…porque nada es para siempre y hasta la belleza cansa, el amor acaba.”
“El amor acaba”, José José
“And I, will always love you…”
“I will always love you”, Whitney Houston

Hay dos tipos de personas: las que ven el futuro con esperanza y las que lo ven como una amenaza.

Para algunas personas el futuro es una cosa fea, llena de peligros, de pérdidas, de miedo.

Para ellas el pasado siempre fue lo mejor, el presente es más o menos y el futuro es un paso más en el camino a la muerte.

Pero para otras el futuro es algo que puede estar mejor.

Es un lugar de esperanza, de oportunidades, de posibilidades.

Son quienes caminan de la mano pensando en donde estarán, donde se besarán, donde harán el amor mañana, en una semana, en veinte años, sin pensar en lo que pueda pasar.

Detrás de ellos vienen otros, también tomados de la mano pero caminando en silencio, pensando en que se van haciendo viejos, que su mejor tiempo ya pasó y que las cosas “ya no son como antes”.

Y por último van otros solos, caminando lentamente, pensando en todas las oportunidades perdidas, en cómo su vida se apaga y en cómo la desperdiciaron.

Yo voy adelante.

Si dicen que el amor acaba, para el caso la vida también acaba y no por eso veo la muerte en cada nuevo día.

Prefiero caminar hacia adelante y despertar llena de posibilidades.

Despertaré y tomaré su mano para recibir el nuevo día.

Caminaremos juntos, dando brincos. Nos besaremos a mitad de la calle, nos vestiremos con chamarras iguales, iremos de gala a la playa y haremos el amor en el mar.

Iremos riendo, gastando los días y abrazando las oportunidades hasta que ya no podamos caminar.

Entonces, sentados en una banca, recordaremos todo lo que hicimos con nostalgia y todo lo que no hicimos como una posibilidad, si mañana seguimos vivos.

Mi motor será la esperanza, no el miedo.

Tal vez te suene ingenua, pero el futuro merece una oportunidad y será el lugar de esperanza que creo, hasta que me demuestre lo contrario.

Por ahora lo miraré dormir y esperaré a que amanezca para tomar su mano y caminar juntos hacia lo desconocido.

Tú, ¿cómo ves el mañana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *