El Amor No Requerido

Pocas cosas son peores que el amor no correspondido, pero hay una opción: el amor no requerido.

Hay personas que no te quieren, al menos no como tú esperas, pero al menos están felices de tener al amor que les profesas.

La chica que “solo te quiere como amigo”, la que disfruta de la veneración de todos… tal vez no te correspondan pero están felices de que les quieras.

No será lo mejor para ti, pero al menos sabes que tus esfuerzos son apreciados, al menos a cierto nivel.

Podría ser peor… el objeto de tu afecto podría ignorar y hasta molestarse por tus esfuerzos.

Amor no correspondido es malo, pero amor no requerido es todavía peor…

 

Y se nos va “El Gabo”…

Uno de los primeros libros que me hicieron leer en la secundaria fue “La terrible y triste historia de la Cándida Eréndira y de su abuela desalmada”.

Tal vez una historia de prostitución, sexo con menores, violación y asesinato para iniciar a los adolescentes a la lectura “complicada” haya sido un ardid del maestro para despertar nuestro interés, pero funcionó conmigo.

La manera que tenía García Márquez de perderme en un mundo aparte (y raro) se repitió con todas las obras que leí de él.

No voy a decir que fue siempre mi autor favorito pero, cuando quería alejarme de la realidad, era mejor que leer ficción espacial o novelas de asesinatos: “El Gabo” podía incluir todo en una obra y hacerte reír, enojarte, confundirte y hasta sentir algo de asquito.

Desde mi punto de vista, el arte no se trata de ganar premios, sino de hacerte sentir algo.

En esto, Gabriel García Márquez realmente se lució con gente de todo el mundo, de todas las clases y credos.

Lo mejor de todo es que su legado no serán un montón de libros, obituarios y pensamientos.

El mejor legado de un personaje como él es la gran cantidad de pupilos que, inspirados por su obra, tratarán de alcanzar su altura.

Probablemente alguno de ellos lo logre. ¿Qué honor podría ser más grande para cualquier autor?

 

¿Funcionan las citas que te consiguen las amigas?

En distintas etapas de mi vida me ha tocado estar soltero cuando otros ya tienen pareja.

Especialmente después de que te separas, prácticamente todos tus cuates ya se casaron.

Independientemente de cómo te sientas estando por tu cuenta, muchos de tus amigos, especialmente las mujeres, se lanzan a la tarea de conseguirte una pareja.

Seguir leyendo ¿Funcionan las citas que te consiguen las amigas?

Amor para tratar anorexia y otras cosas

Con la novedad de que en algunos estudios del Reino Unido y Corea, pacientes con problemas de sub-alimentación como la anorexia tenían menos fijación en su apariencia gracias a una hormona que se libera durante el sexo, el parto y cuando le dan pecho a un bebé.

¿Por qué pongo esto aquí?

Porque según se trata de la llamada “hormona del amor” u oxitocina.

Esa sensación hermosa del amor, la conexión, estar con tu alma gemela… ya sabes a quién darle las gracias.

La anorexia y otros desórdenes alimenticios le han hecho la vida miserable a millones de chicas durante décadas y hay muchos tratamientos, pero no siempre funcionan.

Ahora hay otra posibilidad.

¿Quién iba a decir? Si quieres curarte de esas cosas, ¡solo tienes que enamorarte!

Bueno, y que te correspondan. Claro que dicen que falta mucho como  para decir que esto puede ser un buen tratamiento para estos males (que parecen aumentar día a día).

¡Con razón empiezas a engordar cuando consigues pareja! Si con en enamoramiento se te quita la ansiedad por tu apariencia, pues ya sabes, no es tu culpa, ¡es culpa de las hormonas!

Tal vez por eso me cuesta tanto salir a correr…